Publicidad Portada E-mail
PORTADA -- FEDECAZA.COM
PORTADA -- FEDECAZA.COM
  
© Safarilife 2002. Todos los derechos reservados
Fauna y Medio Ambiente La Caza Competiciones Pesca
  
Corzo
Nombre científico: Capreolus capreolus
Descubierto: Linnaeus, 1758

Catalán: Cabriol
Gallego: Corzo
Vasco: Orkatz
Corzo (Capreolus capreolus)
Descripción
Cérvido de hábitos forestales y el más pequeño de los que viven en España, con pesos de 20-30 kg para los machos y 17-25 kg para las hembras y altura en la cruz de 67-72 cm; los corzos de Andalucía son algo más pequeños. Presenta un pelaje leonado en verano y pardo grisáceo en invierno, con un escudo anal blanco muy llamativo y hocico negro que contrasta con labios y babero blancos. Los machos presentan una cuerna pequeña de tres puntas que renuevan cada año y que empieza a crecer en enero cayendo a principios del invierno. Son territoriales y presentan poco dimorfismo sexual comparado con otros cérvidos ibéricos.
Situación legal
-R.D. 1095/89: ?I? ? Especies que son objeto de caza y pesca en España?
-R.D. 1118/89: ?I? ?Especies de objeto de pesca y caza comercializables?
-Convenio de Berna: ?III? ?Especies protegidas, cuya explotación se regulará de tal forma que las poblaciones se mantengan fuera de peligro?
Aspectos biológicos
Alimentación
Herbívoro bastante selectivo, ramoneador y consumidor de herbáceas, pudiendo llegar a consumir entre 3 y 4 kg de materia verde al día. Selecciona materia vegetal de alto valor nutritivo y bajo contenido en fibras.

Reproducción
El celo comienza en julio (algo antes en el sur de España) y termina a finales de agosto. Los machos tienen un territorio que se solapa con el de al menos una hembra, cubriendo a aquellas que entran en su territorio, aunque a menudo son monógamos e incluso acompañan a su hembra durante buena parte del año. Es el único cérvido europeo que presenta implantación diferida del embrión, y hasta final de diciembre o comienzos de enero no empieza el desarrollo embrionario, que durará unos 130 días. Las hembras dan a luz entre mediados de mayo y mediados de junio (un mes antes en Andalucía) a entre uno y tres corcinos, siendo lo más común los partos simples y dobles y poco frecuentes los partos triples. Las crías lactan hasta el invierno, aunque ya antes ingieren también material vegetal, y permanecen con su madre hasta mayo del año siguiente, antes de que se produzca el siguiente parto. Las hembras alcanzan la madurez sexual cuando tienen aproximadamente un año, aunque hay casos en que esto ocurre a los pocos meses teniendo su primer parto cuando tienen solamente un año.

Hábitat
El corzo ocupa preferentemente áreas boscosas, para las que su reducido tamaño y su pequeña cuerna están adaptados. Vive en zonas de buena diversidad botánica con zonas de vegetación densa que le suministran refugio y prados en los que se alimenta. Prefiere los bosques caducifolios a los de coníferas, viviendo preferentemente en el matorral subalpino en el Pirineo, en robledales y hayedos en la Cordillera Cantábrica, en robledales, brezales y pinares de pino silvestre en el Sistema Central y en encinares, alcornocales y quejigares en las poblaciones de la mitad sur de la Península.

Aunque es fundamentalmente forestal, el corzo se adapta también a medios transformados siempre que conserven masas arbóreas, llegando a habitar hasta en medios agrícolas.